Me quería sin condiciones, me aceptaba tal como soy, con mis limitaciones, manías y defectos, me aplaudía aunque no lo mereciera.

Isabel Allende (El cuaderno de maya)

(vía mneiae)

p
s